martes, 2 de marzo de 2010

Se le agotaron las oportunidades.

Ayer se anunciaba que el estratega ecuatoriano que conduce a la Universidad Católica estaría en la cuerda floja y temprano esta mañana, se confirmó que Renato Salas dejó de estar al mando de la escuadra camarata.

A muchos les podría parecer apresurado que en tan sólo cuatro fechas que van disputadas en la Serie A del Campeonato Ecuatoriano 2010, se pueda dar por terminado un ciclo de entrenador.

Sin embargo, en el fútbol ecuatoriano, así como en varios otros lugares de Sudamérica, la paciencia para los directores técnicos es bastante corta, sobre todo cuando un equipo está posicionado en la zona de descenso.

La directiva de la Chatolei se reunió ayer por la tarde y tomaron la decisión en conjunto. A pesar de que a inicios de año, ratificaban su confianza en Renato Salas, este martes ya están en busca de un nuevo DT. Quizás, el apresuramiento se debe a que desean cambiar rápidamente el rumbo que ha tomado el equipo, para evitar lo que ocurrió en 2008 (cuando hicieron de equipo ascensor).

Fueron tres puntos de doce posibles, los que consiguió Salas como timonel del Trencito Azul. La última derrota frente a Macará en el Atahualpa, fue la gota que derramó el vaso de la paciencia de los directivos, quiénes consideraron que la plantilla con la que cuentan, está para pelear por los primeros lugares y no para evitar el descenso. Es la primera cabeza que rueda en esta temporada.

*Nota: Tomado de www.futbolecuador.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada